09:02 - miércoles, 28 febrero 2024

Noticias de Castellón y provincia

Vila-real ‘inyecta’ 337.000 euros a 341 comercios y pequeños negocios con la bonificación del IBI en 2023

Cabe recordar que el Ayuntamiento aplica una bonificación del 95% en el IBI, a excepción de los locales de hostelería con terraza, que se benefician de una reducción del 50%

El Pleno del Ayuntamiento de Vila-real ha aprobado por unanimidad dos nuevos expedientes de bonificación del IBI a comercios y pequeños negocios de la ciudad afectados por la crisis.

Estos dos expedientes suponen una bonificación de 58.073 euros que, sumados a los expedientes aprobados en lo que va de año, elevan a un total de 337.086 euros la cantidad final que el consistorio exonerará este año a 341 establecimientos de hostelería, comercios y otros pequeños negocios con el fin de ayudarles a salir adelante en la actual coyuntura de crisis.

Cabe recordar que el Ayuntamiento aplica una bonificación del 95% en el IBI, a excepción de los locales de hostelería con terraza, que se benefician de una reducción del 50% porque tienen además exonerada la tasa por ocupación de vía pública.  

El concejal de Hacienda, Xus Madrigal, ha recordado que “esta medida de bonificación de la contribución nació del consenso de los grupos políticos en el Pacto local por el renacimiento de Vila-real a raíz de la pandemia y el equipo de gobierno ha decidido prorrogarla también este año ante la situación de dificultad económica derivada de la guerra de Ucrania y la inflación”.

El concejal ha detallado que del total de 341 establecimientos que se beneficiarán de la bonificación, 110 corresponden a hostelería y restauración (75 con terraza), 119 comercios minoristas, 61 negocios de cuidado personal, 16 servicios educativos, 12 centros deportivos, 9 establecimientos dedicados a otros servicios, 6 locales de ocio y 4 de transporte.

Por otro lado, el Pleno también ha aprobado el expediente de modificación de créditos para destinar 671.000 euros de remanentes de 2022 para poder cerrar a la adquisición de los inmuebles del antiguo bingo y las oficinas de CaixaBank en la plaza Mayor, a escasos metros del Ayuntamiento.

El alcalde, José Benlloch, ha explicado que se destina consignación económica que “estaba prevista para las obras de reforma de los antiguos juzgados pero que finalmente no necesitaremos porque hemos recibido una subvención de 1,2 millones de euros de la Unión Europea para el proyecto”. Asimismo, también se han obtenido ahorros de algunas inversiones que no se llegaron a ejecutar el pasado año.

Así, el Ayuntamiento consigna ahora 371.000 euros para adquirir el antiguo local de CaixaBank, a 20 metros del Ayuntamiento, donde se ubicarán las oficinas del servicio de Atención y Trámites con el fin de mejorar las condiciones de atención a la ciudadanía, ya que el actual consistorio, construido en los años 60, no cuenta con suficiente espacio.

Por otro lado, se reservan 300.000 euros para el primer pago de la compra del edificio del antiguo bingo de la avenida del Cedre, valorado en 800.000 euros. En este inmueble, con una superficie de más de 1.000 metros cuadrados, el equipo de gobierno plantea la creación de una casa de la cultura, con espacio para las entidades de la ciudad. Benlloch ha recordado que, aunque ahora el Ayuntamiento consigna estas cantidades para formalizar la compra de ambos inmuebles, este mismo jueves el alcalde ha rubricado el protocolo de colaboración con la Generalitat Valenciana por el que el gobierno de Ximo Puig se compromete a sufragar los cerca de 1,2 millones de euros que costará la adquisición.

La aprobación de esta modificación de créditos ha salido adelante con los votos a favor del equipo de gobierno de PSPV y Unides Podem, la abstención de PP y Compromís, y el voto en contra de Vox y Ciudadanos.

Últimas noticias

Contenido relacionado