viernes, 24 mayo 2024

Noticias de Castellón y provincia

El coste de limpiar las calles de Castelló supera los 12 millones con la última inyección de más de 500.000 euros

El ayuntamiento ha aprobado la incorporación de 510.000 euros al presupuesto, prevenientes de remanentes y que entran a formar parte del Plan de choque de limpieza viaria de la ciudad

La factura de la limpieza de las calles de Castelló sigue subiendo. De este modo, al margen de valoraciones que puedan poner el acento en si se trata de que se intensifican las tareas para mantener limpia la ciudad y se ve por tanto como una mejora o si lo que ha aumentado es la suciedad y los comportamientos incívicos de la población, la realidad económica es que de las arcas municipales, saldrán más de 12 millones de euros para limpieza viaria.

Así lo explica el ayuntamiento de la capital de la plana indicado que el gobierno municipal “destinará 12 millones de euros al Plan de choque de limpieza viaria de la ciudad tras incorporar el remanente del ejercicio 2023. 

La alcaldesa se enorgullece de responder así “a una de las mayores demandas de los castellonenses” y explica que ahora se podrá reforzar aún más en todos los frentes “con la incorporación de 510.000 euros al presupuesto”.

Es decir, que esa cantidad se suma a los 11.306.110,7 millones que el gobierno ya ha destinado este ejercicio a la limpieza viaria.

¿En qué consiste esa limpieza?

Esta partida del remanente va a destinar 130.000 euros para saneamiento, alcantarillado y conservación de bombeos; 40.000 euros más para la limpieza de cunetas de los caminos rurales o 20.000 euros más para la conservación y mantenimiento de fuentes.

Begoña Carrasco destaca algunos puntos como “el contrato de limpieza para las acequias que, por primera vez en su historia, ha puesto en marcha el gobierno municipal con una dotación económica de 313.073,34 euros para los próximos dos años, siendo 156.536,67 euros los que se destinarán a este cometido en este ejercicio.

“Aunque se centra en mayor parte en la limpieza y mantenimiento periódico de acequias de la zona de la Marjalería, también contempla labores en otras zonas del término municipal como son las urbanizaciones de montaña”, indica Carrasco.

De nuevo, la primera edil vuelve a destacas que una de las cuatro áreas que aborda este plan está destinada a la retirada de pintadas, pegatinas y carteles en todo tipo de superficies, farolas, hornacinas y otro mobiliario urbano. Un trabajo que realizan las brigadas antipintadas, formada por 30 operarios que están a pleno rendimiento desde el pasado 1 de septiembre y que están contratados hasta septiembre de 2024.

Por último, la alcaldesa también hace una llamada a la educación y al civismo, recordando que “para que este plan sea efectivo contamos con la ayuda de todos los castellonenses. La limpieza ha de empezar por la educación y la concienciación de cada uno para tener la ciudad limpia que todos deseamos”.

Últimas noticias

Contenido relacionado