martes, 16 abril 2024

Noticias de Castellón y provincia

Burriana intensifica en Semana Santa y Pascua la vigilancia y control de mosquitos

El consistorio desarrolla desinsectaciones terrestres contra los mosquitos durante todo el año para mantener el término municipal en las mejores condiciones sanitarias posibles

El Ayuntamiento de Burriana intensifica en Semana Santa y Pascua la vigilancia y control de la población de mosquitos, por si se detecta algún repunte, actuar de inmediato. “Hasta el momento, los controles realizados en los puntos de monitorización han resultado negativos en la presencia de larvas o focos de adultos”, según ha explicado la concejala de Salud, Dolores Carbonell.

“La escasez de lluvias recientes“, ha manifestado, “es con toda probabilidad el factor decisivo de la ausencia de larvas y mosquitos, por lo que en Burriana se ha continuado con el tratamiento habitual de las desinsectaciones terrestres programadas para evitar la proliferación de mosquito y, de momento, no se ha realizado un tratamiento extra, pero sí se intensifica la vigilancia por si se detecta algún foco para intervenir rápidamente”.

La responsable del área ha recordado que con la finalidad de mantener el término municipal de Burriana en las mejores condiciones sanitarias posibles y evitar, además, “los efectos molestos que los mosquitos causan a la ciudadanía, como picaduras y reacciones alérgicas locales”, el Ayuntamiento desarrolla un tratamiento terrestre contra los mosquitos “durante todo el año y se potencia e intensifica en caso de necesidad”.

La empresa concesionaria, Lokímica, es la encargada de realizar las actuaciones de control de plagas de mosquitos durante todo el año, orientada a “evitar la aparición de insectos en cualquier estado, larvas o adultos, completándose además con la monitorización de las zonas y el detalle de resultados”, lo que permite, según Carbonell, “evaluar permanentemente el servicio y determinar las actuaciones a realizar”.

En el municipio, ha asegurado, la empresa “mantendrá equipos de guardia por si acaso hubiese que intensificar los tratamientos con productos inocuos para el medio ambiente, no afectando bajo ningún concepto a la calidad de las aguas ni a las zonas, protegidas o no, de fauna y flora”.

Respecto a las zonas de tratamiento, la edil de Salud ha explicado que se extiende “desde el casco urbano a la zona marítima, en áreas donde puede producirse estancamiento de agua y zonas donde existe vegetación abundante y acumulación de agua”.

Durante el año, el tratamiento es mensual, quincenal o semanal, dependiendo de la época del año y, durante algunos meses, la obtención de datos se realiza en 20 puntos de monitorización del término municipal.

Estas actuaciones se complementan con los tratamientos que realiza la Diputación de Castelló, que se centran en las zonas agrícolas, de marjal y fluviales en el término municipal.

También ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana para que vigilen en sus hogares que no haya ningún punto de acumulación de agua estancada, para evitar que en las propiedades privadas proliferen focos de cría, donde los profesionales no pueden actuar.

Por lo que ha recordado a los vecinos y vecinas del municipio la importancia de “prevenir y evitar los estancamientos de agua y secar las acumulaciones en cubos, bidones, pilas, fregaderos, pozos, charcas y balsas en parcelas privadas”.

Últimas noticias

Contenido relacionado