jueves, 23 mayo 2024

Noticias de Castellón y provincia

Arranca la construcción del circuito de bicicletas en Almassora por más de 200.000 euros

La empresa tiene tres meses para ejecutar la pista en el barrio de Fátima

La empresa alicantina Pumptrack Park S.L. ha iniciado las obras de construcción del circuito para bicicletas BMX por 205.579 euros, trabajos cofinanciados por los fondos FEDER de la Unión Europea y el Ayuntamiento de Almassora.

La firma tiene un plazo límite de tres meses para ejecutar la pista junto al colegio Santa Quitèria, en el barrio de Fátima. Los técnicos municipales han confirmado que el cronograma de trabajo se cumple tras finalizar a principios de semana las obras de extracción de residuos ilegales bajo la futura pista.

En estos momentos, los operarios han trasladado ya la maquinaria, señalizado el terreno donde se alzarán los obstáculos y trabajan en la retirada de la tierra sobrante para abrir zanjas y pozos para saneamiento. Se trata de un espacio con una superficie de 1.912,66 metros cuadrados que conjugará rectas, curvas y montículos en los que las bicicletas puedan realizar maniobras deportivas con seguridad en la perpendicular de la avenida José Ortiz.

“De esta forma continuamos avanzando para, como nos comprometimos, dotar de al menos una instalación deportiva a cada barrio de Almassora”, en palabras de la alcaldesa, Merche Galí.

En este caso, el circuito para bicicletas incorporará también una zona de boxes de apoyo de casi 270 metros cuadrados que completarán un espacio al aire libre para la práctica deportiva de expertos y también de noveles.

Es la primera pista de estas características en Almassora, con recorridos para velocidad y otros para obstáculos en altura, y el consistorio aprovecha la obra para sanear este espacio.

Después de extraer los vertidos enterrados de forma irregular, operación que ha costado 85.000 euros a las arcas municipales, los técnicos han incluido en el proyecto colectores soterrados y arquetas para la recogida de aguas pluviales.

No en vano, la pista se convertirá en un espacio de recreo que conectará los barrios de Fátima y Corell con la avenida José Ortiz y la previsión pasa por que lo utilice frecuentemente el alumnado del colegio Santa Quitèria, de manera que se convertirá en epicentro de ocio de la zona.

Tras el primer concurso que quedó desierto, la localización de residuos no previstos y la nueva adjudicación, Galí ha señalado que “la previsión pasa por abrir la pista antes del verano si no surgen nuevos contratiempos para que coincida también con el fin de las obras del colegio y el traslado del alumnado a su centro nuevo”.

Últimas noticias

Contenido relacionado