06:03 - lunes, 4 marzo 2024

Noticias de Castellón y provincia

Aquí me quedo

Wenceslao Alós Valls, alcalde de Moncofa, reflexiona sobre su candidatura a la alcaldía para las próximas elecciones y el amor por su municipio

Nací aquí, me crie, mi prioridad es mi pueblo y aquí me quedo. Ya cuando estuve trabajando en Irlanda y después en los Estados Unidos tenía claro la voluntad de volver y establecerme definitivamente en Moncofa, con mi familia, con mis amigos en el lugar donde nací.

Así lo hice, abriendo un negocio en nuestro pueblo, trabajando a la cooperativa naranjera de la cual eran socios mis padres, y creando una nueva familia.

Esto era a principios de la década de los 2000 y no fue hasta casi 11 años después cuando la nefasta situación del Ayuntamiento, que se había vuelto un freno y una carga por los vecinos y por los autónomos y empresas que trabajaban con él, cuando decidí dar el paso adelante en política para intentar solucionar la situación.

En el 2015 fui elegido alcalde y tuve que dejar el trabajo a la cooperativa para cumplir el compromiso que había agarrado con mi pueblo; gobernar para todos y sacarlo del agujero en que se encontraba. Con una deuda que rondaba los 8 millones de euros (un millón de las antiguas pesetas por cada familia de cuatro miembros) y unos impuestos altísimos. El trabajo no ha sido fácil, pero lo hemos cumplido.

En los años con una situación económica complicada le ha seguido primero la pandemia y ahora la guerra de Ucrania, pero a pesar de todo hemos solucionado los empastres del pasado, con una forma de gobernar diferente, de la única forma que sabemos, gobernar para todos y sin revanchismos.

Ahora se abren las puertas de un nuevo periodo, cargado de ilusión con la posibilidad de hacer grandes cosas, grandes proyectos y obras que cambiarán nuestro pueblo, pero con los pies en la tierra, sin volver a cometer los errores del pasado, con la experiencia de saber cómo se tienen que hacer las cosas continuaremos transformando nuestro pueblo, un pueblo con una vitalidad que se ha vuelto la envidia de los pueblos del lado.

Como siempre, Moncofa y su gente es la prioridad, aquí me quedo.

Últimas noticias

Contenido relacionado