lunes, 22 abril 2024

Noticias de Castellón y provincia

Adrían Gil, la voz del pregó infantil anunciadora de que en Magdalena “serà de tots Castelló”

El pregonero infantil de este año ha contado con algunas sorpresas en su día grande, ya que tras una despertà de sus también compañeros Dimonis de La Plana, delante de la Iglesia de La Sangre, los clarines se han cambiado por la música de sus amigos entre los que se encontraba además su abuelo

La ilusión de los pequeños, el trajín de festeras y festeros luciendo indumentaria, el repicar de castañuelas y la búsqueda de imperdibles para colocar bien las enaguas que se caen en el último momento, han marcado como cada año el lunes de Magdalena: “el dilluns del Pregó infantil”, festivo local en la capital de la plana y día reservado para que los más pequeños puedan estrenarse participando activamente de las fiestas desde dentro.

En total, más de 2500 participantes en un desfile que emula en parte el ‘Pregó’ anunciador del sábado, pero pensado en clave infantil.

Y en medio de tantos protagonistas, como cada año, algunos para quienes la Magdalena del 2024 será especialmente inolvidable, entre ellos, en una jornada como hoy, el pregonero infantil: Adrián Gil Vallés. La voz escogida este año, junto al pregonero mayor César Agut, para leer los versos de Vicent-Pau Serra i Fortuny.

Un pregonero, plenamente consciente de la inmensa responsabilidad a la que se enfrentaba. Un castellonero, músico, festero y amante de las tradiciones que fue elegido este año entre quienes optaban a cantar ese Pregó que hoy él ha tenido el privilegio de entonar, en una intensa jornada que arrancaba ya con sorpresas. La primera, la despertà organizada por sus compañeros de Dimonis de la Plana que a ritmo de Batucada, dolçaina i tabal y con la estruendosa banda sonora de la pólvora en forma de tracas, cohetes y todo tipo de petardos, sacaba al pregonero en pijama y pantuflas de la cama para desearle toda la suerte en su día grande.

Tras la sorpresa matinal, y cambiando el pijama ya por el traje de “sequier major”, Adrián ha subido a su caballo para realizar la orden encomendada por la alcaldesa: comunicar a los niñas y niñas de la capital de la plana que “almenys per una setmana serà de tots Castelló”.

Nervios atemperados con la concentración recordando lo practicado con ayuda de otros pregoneros y mezclados con la ilusión de un sueño a punto de cumplirse. Todo conformando el peso de una responsabilidad de la que Adrián ha sido plenamente consciente cuando ha entonado su primer pregó al inicio de la cabalgata. Decenas de cámaras sobre él, miles de ojos y oídos expectantes, con su padre, al lado del caballo y a su madre casi temblando desde la grada, para “sentir cantar el pregó” en el Forn del Pla, su barrio y el de sus abuelos.

Aplausos tras el coro con el que Castelló ha acompañado a Adrián en sus últimos versos y alivio y satisfacción en una mirada orgullosa que lo decía todo. Arranque de un pregonero que aún iba a tener más sorpresas en esta cabalgata, ya que viniendo de familia de músicos y vinculado desde pequeño al món de la festa, unos metros más allá, justo en la puerta de la iglesia de La Sangre, eran amigos y compañeros también músicos entre los que se encontraba su abuelo, veterano de los acordes, quienes sustituían a los clarines oficiales para darle su particular entrada a los versos del Pregó.

Últimas noticias

Contenido relacionado