06:02 - miércoles, 28 febrero 2024

Noticias de Castellón y provincia

La violencia de género se cobra la vida de una mujer cada 7,5 días en 2022

Cuatro de cada diez víctimas habían presentado denuncia previa contra su agresor y el 75,5 % mantenía la convivencia con él en el momento del crimen

En 2022, la violencia de género se cobró la vida de una mujer cada 7,5 días en 2022, según el último Informe sobre víctimas mortales de la violencia de género y doméstica en el ámbito de la pareja o expareja publicado este martes por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. Una cifra trágica pese a registrarse ese año la tasa más baja de feminicidios desde 2003. En total, 49 mujeres fueron asesinadas por sus parejas y exparejas el año pasado.

El dato sitúa en 59,2 el promedio de casos anuales en el periodo que va desde 2003 (año en el que se empezaron a contabilizar las víctimas mortales) hasta el 31 de diciembre de 2022. Asimismo, las cifras del Observatorio dejan un espeluznante dato: de las 49 víctimas, 20 (el 40,8%) habían presentado denuncia previa. De esa veintena, 14 mantenían la convivencia con sus agresores en el momento de los hechos.

En cuanto a las otras víctimas de la violencia machista, los menores, un niño y una niña engrosan la lista de víctimas mortales de la violencia machista en 2022. Otros 37 quedaron huérfanos a lo largo del año. Durante el mismo periodo, se registraron tres casos de violencia doméstica íntima en los que dos hombres y una mujer fueron asesinados por sus parejas o exparejas, todas ellas mujeres. Ninguna de las tres parejas tenía hijos y solo una de las víctimas había denunciado previamente a su agresora.

La violencia doméstica íntima es aquella que se produce en el ámbito de la pareja o expareja, excluyendo los casos en los que el agresor es un hombre y la víctima una mujer. Incluye, por tanto, agresiones de mujeres a sus parejas o exparejas varones y agresiones ocurridas en el seno de parejas o exparejas homosexuales.

Castilla-La Mancha, la CCAA con más casos

El año 2022 se cerró con el mismo número de víctimas mortales de la violencia de género que 2021: 49. Un número que pese a ser el más bajo de la serie histórica y pese a arrojar una tasa de feminicidios por cada millón de mujeres de 2,36, también la más baja desde que existen estadísticas, ha merecido por el Observatorio una valoración hecha desde la cautela y desde la convicción de que es una cifra “intolerable” de asesinatos machistas y que, por tanto, “justifica el pleno mantenimiento y la vocación de perfeccionamiento de las políticas públicas de protección a las víctimas de la violencia de género”.

Durante el año analizado, solo cinco comunidades autónomas no registraron feminicidios: Asturias, Cantabria, Baleares, Galicia y La Rioja. La más castigada, con una tasa de feminicidios por cada millón de mujeres de más de 15 años del 8,08, fue Castilla-La Mancha. Por provincias, fue en Madrid (7), Barcelona (5) y Sevilla (4), donde se produjeron un mayor número de asesinatos machistas.

El perfil de las víctimas

El perfil de las víctimas que puede extraerse de los datos contenidos en los procedimientos judiciales muestra la diversidad que caracteriza este fenómeno criminal, que no distingue por nacionalidad, grupo étnico o clase social, ni por nivel de estudios o edad.

La media de edad de las mujeres asesinadas en 2022 fue de 44,6 años, una cifra muy similar a la del año anterior (44,3). La más joven tenía 17 años y la de más edad, 88. Como en años anteriores, casi la mitad de las mujeres asesinadas (42,8 %) tenían entre 26 y 45 años, pese a que esa franja de edad representa menos de un tercio de la población de mujeres mayores de 25 años. El 67,3% de las mujeres asesinadas en 2022 eran españolas.

El porcentaje de víctimas de otras nacionalidades (32,7%) es inferior al de la serie histórica 2003-2022, que es del 34,9%. En cinco de los 49 casos analizados, la agresión se extendió a otras personas cercanas a la mujer asesinada, lo que causó 6 víctimas mortales más. Entre 2003 y 2022 se han registrado 58 casos de homicidio múltiple con un total de 69 personas asesinadas.

Según los datos que constan en los procedimientos judiciales, tres de cada cuatro mujeres asesinadas en 2022 (37 de 49; el 75,5%) convivían con su agresor cuando se produjo el crimen. El porcentaje es muy superior al de la serie histórica, que se sitúa en el 62,2% de los casos. En la mitad de los casos ocurridos en 2022 (51%) existía en el momento de la agresión o había existido con anterioridad un vínculo matrimonial entre víctima y victimario. Entre 2003 y 2022, ese porcentaje se situó en el 47,7%.

En concreto, en el año objeto de estudio el crimen fue cometido por el marido en el 46,9% de los casos, por la pareja en el 30,6 por ciento, por la expareja en el 18,4% y por el exmarido en el 4,1% restante. En siete de cada 10 casos (73,5%) víctima y victimario mantenían la relación como pareja, mientras que en el 22,4% la relación ya no estaba vigente. En el 4,1% restante, la relación atravesaba una situación transitoria en forma de proceso de separación matrimonial o de crisis de convivencia o relación.

Prinicpalmente en el domicilio

El domicilio, común o de uno de los miembros o exmiembros de la pareja, volvió a ser el principal escenario de los crímenes machistas. El 76,6% de los casos tuvieron lugar en el interior de un domicilio, un porcentaje muy similar al de la serie histórica, que se sitúa en el 75,6. A mucha distancia, el segundo escenario con mayor número de casos fue el lugar de trabajo (7%) seguido por las zonas exteriores del domicilio, la vía pública y los parajes o espacios abiertos (4% en cada uno de ellos), el vehículo (2%) y otros emplazamientos (2%).

El perfil del agresor, como ocurre con el de las víctimas, se puede dibujar sólo a partir de la información que contienen los expedientes judiciales, que no es suficiente para hacer una descripción que incluya circunstancias socioeconómicas o elementos psicopatológicos que permitieran definir con mayor exactitud patrones de comportamiento o elementos de la relación, potencialmente desencadenantes de la violencia.

Últimas noticias

Contenido relacionado