viernes, 24 mayo 2024

Noticias de Castellón y provincia

Dos años más sin cumplir la obligatoriedad de veterinarios especializados en ‘els Bous al carrer’

La excepcionalidad que prorroga el Consell es la que admitía que mientras no hubiese una figura con formación específica, en festejos taurinos tradicionales sin sacrificio, la emisión de los certificados sanitarios de traslado de vuelta de estas reses a la explotación de origen, podría asumirla el servicio veterinario oficial

Tras mucho tiempo lidiando con la afición als Bous al Carrer que veía amenazada en algunos casos su continuidad, por el precio de los seguros pero también por la normativa que exigía una figura de un veterinario “especializado en festejos taurinos tradicionales” para garantizar el bienestar de los animales, el Consell estira ahora lo que fue una medida provisional ante la falta de profesionales con esta formación específica y logra que muchas peñas celebren lo que consideran un triunfo

Así, el Pleno del Consell ha aprobado la ampliación de la moratoria, de uno a tres años, para la emisión de certificados sanitarios de traslado en los festejos taurinos tradicionales de la Comunitat Valenciana, en el que se reseñe expresamente que ampara la vuelta a la explotación de origen de bovinos que participen en festejos taurinos tradicionales sin sacrificio.

Ante esta noticia, la Associació de Bous al Carrer, ha mostrado su satisfacción, pese a reconocer que la noticia les ha llegado por sorpresa, a pesar de llevar tiempo luchando por ello. “Evidentemente lo encontramos positivo para eso estamos trabajando”, explica su presidente, Julio Franch en declaraciones a este medio.

Sin embargo, reconoce también que no lo tendrán fácil aunque “de momento”, el tema de todos los requisitos que se requieren y para los que este consell sigue haciendo la vista gorda, “está paralizado” por eso destaca que ahora “lo que hay que hacer es centrarse en la modificación del Decreto”.

Un calendario en el que ‘les ha cogido el toro’

En cuanto a las razones detrás de esta decisión, y al margen del giro político del gobierno autonómico, también hay que tener en cuenta otros aspectos, y es que ersa imposible cumplir el intenso calendario taurino de la Comunitat sin profesionales veterinarios especializados y por tanto arriesgándose a incumplir la normativa establecida por el Decreto.

Desde la Generalitat, argumentan que teniendo en cuenta que se celebran anualmente más de 8000 festejos taurinos en la Comunitat Valenciana y que el periodo transitorio establecido para disponer de personal veterinario habilitado para expedir los certificados sanitarios de traslado finaliza el próximo 18 de abril, la Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca ha llevado al pleno del Consell la prórroga del periodo de uno a tres años.

“Esta modificación afecta a la disposición transitoria primera del Decreto 58/2023, del Consell, de ordenación del sector ganadero, por el cual se regulan los procedimientos de registro, identificación y movimiento de los animales de las explotaciones ganaderas de la Comunitat Valenciana y establece que los procedimientos de registro, identificación y seguimiento y control de los movimientos  de animales son instrumentos imprescindibles para la sanidad y bienestar animal, así como para la seguridad alimentaria”, continua el escrito.

Concretamente, la disposición primera establece que “de manera excepcional” y mientras no se disponga de personal veterinario habilitado en los festejos taurinos tradicionales sin sacrificio, la emisión de los certificados sanitarios de traslado en los que se reseñe expresamente que se ampara la vuelta de las reses a la explotación de origen, puedan ser realizados por el servicio veterinario oficial, durante el periodo de un año.

La Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca entiende que todo esto requiere de un proceso de preparación y fases previas que exceden el plazo fijado y que sin su ampliación se hace difícil llevar a cabo, con normalidad, los festejos taurinos en la Comunitat Valenciana, sin infringir la normativa y crear incertidumbre en su desarrollo.

Por ello, la previsión de disponer de personal veterinario habilitado en los festejos taurinos tradicionales para la emisión de los certificados sanitarios de traslado requiere la modificación previa del Decreto 31/2015, de 6 de marzo, del Consell, por el que se aprueba el Reglamento de festejos taurinos tradicionales en la Comunitat Valenciana (bous al carrer).

Sin veterinarios especializados en un negocio que mueve millones

Así, se busca introducir la figura del veterinario con las debidas garantías de funcionalidad adecuada, que pasan por la definición con mayor precisión de su papel en cada uno de los festejos, la disponibilidad, la manera de llevar a cabo la selección, la necesidad de una formación adecuada y la concreción de la forma de contratación.

Anualmente, más de 820000 personas acuden a los bous al carrer. El coste de organización ronda los 37 millones de euros y alcanza un impacto económico de 300 millones de euros anuales, lo que se traduce en que por cada euro invertido en la organización de bous al carrer se generan 8,10 euros de riqueza económica.

Últimas noticias

Contenido relacionado