viernes, 12 abril 2024

Noticias de Castellón y provincia

‘Compra como piensas’, la campaña de Cáritas Castellón para reducir el desperdicio de comida en los hogares

La iniciativa propone una reflexión sobre el consumo irresponsable en pro de la 'justicia social' y 'medioambiental' recordando que el 60% de los alimentos que se tiran, provienen de los hogares con una media de 65,5 kilos anuales por hogar de productos en buen estado que terminan en la basura

Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón ha presentado una campaña que bajo el lema “Compra como piensas” apela a la reflexión ciudadana para reducir el desperdicio en comida en buen estado que acaba en la basura de los hogares.

Con el aval de unas cifras que hablan de los 65,5 kilos de alimentos que cada hogar español lanza, al año, a la basura, el presidente de la entidad, Francisco Mir, ha hecho una llamada a la concienciación, añadiendo además que “en todo el mundo, cada día se desperdician más de 1.000 millones de platos de comida, mientras 783 millones de personas padecen hambre”.

La campaña, directa y concisa, se limita a reflejar algunos pensamientos extendidos entre la población que hablan de un sentir general que comparte la preocupación por el medioambiente o esa justicia social, pero que sin embargo, parecen diluirse cuando se trata de la cotidianeidad de los hogares en sus compras y en su consumo. Como el director de Cáritas ha recordado: “es un 60% de todo el desperdicio alimentario, el que se genera en los hogares“.

Video de la campaña en las redes sociales de Cáritas Segorbe-Castellón

Los cruentos datos detrás de la petición de ‘reflexión’

En la presentación de esta campaña, se han referenciado datos de diferentes informes de organismos reconocidos a nivel internacional que dibujan la escalofriante realidad de lo que implica este desperdicio alimentario. “El desperdicio de alimentos sigue perjudicando la economía mundial y exacerbando el cambio climático, la pérdida de la naturaleza y la contaminación”.

“Estas cifras de alimentos no aprovechados equivaldrían a proporcionar 1,3 comidas diarias a todas las personas que padecen hambre en el mundo”, ha citado el presidente de Cáritas.

¿Dónde se desperdicia más comida?

De esos alimentos desperdiciados, el 60% se desechó en los hogares, el 28% correspondió a los proveedores de servicios alimentarios y el 12% al comercio minorista. Unas cifras que vienen a reforzar la urgente necesidad de concienciación y que además resultan incoherentes con los pensamientos punitivos respecto el derroche, que tiene gran parte de la población hasta que se conciencia de lo que cada cual lanza a la basura en sus propios hogares.

Según una encuesta realizada por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) al 99% de los españoles le molesta tirar comida, mientras que el 89% está muy de acuerdo con que tirar comida en buen estado no es ético, no está bien.

Asimismo, el 75% se siente mal cuando piensa en el dinero gastado en comida que termina tirando y el 76% considera que el desperdicio de alimentos tiene un impacto negativo sobre el medio ambiente.

Es decir, un compendio de argumentaciones que deberían llevar a un consumo responsable pero que sin embargo se contradicen al volver los ojos sobre ese 60% de alimentos “sacrificados” que llenan las bolsas de basura domésticas.

Una enseñanza que desapareció tras la pandemia

Uno de los pocos efectos positivos de la pandemia es, según la OCU, que, “durante el confinamiento, se redujo el desperdicio: en los hogares se cocinó el doble que antes, se planificaron más las comidas y las compras y se reutilizaron los restos de comidas con más frecuencia que antes”.

También según la OCU, en los restaurantes cuando nos sobra comida, de cada cuatro encuestados, uno la pide siempre, otro nunca y los otros dos, alguna vez.

Por último, en cuanto al momento elegido para el lanzamiento de la campaña “Compra como piensas” de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón, este se produce pocos meses después de la aprobación por parte del Consejo de Ministros del proyecto de ley de prevención de las pérdidas y el desperdicio alimentario. Con este proyecto de ley, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación “España se dota, por primera vez, de un marco legal para prevenir el desperdicio alimentario, con un enfoque centrado en la prevención y en la concienciación”.

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en el año 2021 en los hogares de España se desperdiciaron 3,6 millones de toneladas de alimentos, mientras que, en 2022, esa cifra disminuyó hasta los 2,8 millones de toneladas.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación cifra el desperdicio alimentario en 1,17 millones de toneladas, lo que supone un 6,1% menos que el año anterior, y un 13,5% menos respecto del año 2019, antes de la pandemia.

Con datos, también, de este ministerio, en el año 2022, en España, cada hogar desperdició una media de 65,5 kilos.

Los productos sin elaborar siguen siendo los más desperdiciados con una tendencia a la baja, aunque, por el contrario, los platos cocinados aumentaron con respecto al año anterior.

Una campaña que “acaba de nacer”

Como curiosidad, el presidente de Cáritas Castellón ha querido destacar que esta campaña ha sido realizada, de forma altruista y anónima, por una agencia internacional de comunicación, gracias a la implicación y dedicación personal del hijo de una voluntaria de Cáritas Parroquial del Grau de Castelló, que ha destinado, durante los últimos meses, parte de su tiempo a idear la creatividad y planificación de “Compra como piensas”.

Como elementos de promoción, la campaña cuenta con vídeos, cuñas de radio, banners y faldones, así como publicidad en mupis y autobuses urbanos. En la web de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón y en sus redes sociales ya se pueden visualizar parte de esta campaña.

En un futuro, otro de los frentes de actuación que también se contempla es que sea el alumnado de centros escolares, el vehículo de concienciación social que transmita a sus familias la necesidad de cambiar poco a poco esta realidad para poder reducir el desperdicio alimentario.

Últimas noticias

Contenido relacionado